Fresia

fresia

La fresia es una planta perenne de tamaño pequeño e intensamente perfumado. Las flores, recogidas en un número de 6-12 en espigas delgadas y elegantes, tienen una forma abierta en forma de campana y una corola muy grande en comparación con el tamaño de la planta. Las hojas son como cintas y discretas, de color verde claro.

Índice

    Ficha botánica de la fresia:

    • Nombre científico: Freesia
    • Origen de la fresia: Grecia, Turquía y Asia Menor; así como África
    • ¿Cuándo florece la fresia? En primavera
    • ¿De qué color pueden ser? Blanco, amarillo, rojo, violeta, naranja y azul
    • Características de la fresia: Es una flor con bulbos, de una gran variedad de colores, con flor en forma de trompeta que florece en primavera.

    ¿Cómo son las fresias?

    Fresia es un género de plantas herbáceas de las cuales alrededor de 15 son consideradas como las especies botánicas. Sus orígenes son africanos (está muy extendido especialmente en la parte sur) y asiáticos; y tiene pequeños bulbos de los que salen mechones de hojas de color verde claro bastante carnosas. Durante los meses de verano, se desarrolla un tallo desde el centro del bulbo, del cual las flores se parecen a las de una trompeta.

    Las flores se encuentran plenamente perfumadas y son de color blanco o amarillo, pero se han creado nuevas especies híbridas que producen flores de otros colores.

    colores fresias

    Origen y hábitat de las fresias

    Algunos investigadores menciona que el origen de las fresias se ubica en África, mientras que otros lo ubican en Asia Menor y Grecia.

    Uso de los fresias

    Las fresias son utilizadas con fines ornamentales en terrazas, interiores y jardineras. En muchos países, la fresia se cultiva con fines comerciales para la producción de la flor cortada a fines del invierno o la primavera, para embellecer el interior de las casas, para crear arreglos florales para ceremonias y banquetes de bodas. Así mismo, las fresias blancas se utilizan frecuentemente en la elaboración de los ramos de novias.

    En cosmética y perfumería, la esencia de la fresia se utiliza para preparar cremas corporales, jabones, gel de ducha y perfumes delicados pero persistentes.

    ornamento fresias

    ¿Cómo plantar fresias?

    Plantación por bulbos

    En otoño también se pueden propagar separando los bulbos que crecen lateralmente al bulbo de la madre. Los bulbos pequeños se implantan en un suelo blando, bien drenado y cultivado con el mismo cuidado que la madre. Los bulbos de las fresias se implantarán en otoño en agujeros que son dos veces más grandes y dobles que su diámetro.

    Plantación por semilla

    La siembra de fresias, también importante para la producción de bulbos nuevos y vigorosos, se lleva a cabo a fines de la primavera entre abril y principios de mayo, enterrando las semillas en el suelo o en macetas de aproximadamente 1 centímetro de profundidad. El suelo debe mantenerse ligeramente húmedo hasta que aparezcan los brotes. Incluso si las nuevas plántulas requieren mucho más cuidado, crecerán fuertes y vigorosas y desde el comienzo de la primavera darán abundante floración, también para la recolección de la flor cortada.Vale la pena recordar que la siembra de fresias debe hacerse definitivamente; ya que las plántulas no deben volver a cosecharse.

    Debemos de tener en cuenta que la fresia debe trasplantarse en primavera, cuando sea necesario, cada 2-3 años. Se multiplica por la siembra o por bulbos a principios de la primavera para tener aún la floración del verano. La semilla debe sumergirse en agua a una temperatura de 22 ° C por todo un día. Posteriormente se entierra en un sustrato de turba ligeramente fertilizado.

    ¿Cómo cuidar fresias?

    1. Terreno

    El terreno ideal para la fresia es suave y bien drenado, para permitir que las raíces se alimenten sin dificultad. Para la primera plantación, el suelo universal también es perfecto, al que se debe agregar un poco de arena y estiércol.

    Los bulbos de la fresia temen a las heladas, por lo que es aconsejable colocar las plantas en macetas que se puedan mover fácilmente en caso de que las temperaturas bajen demasiado. El mejor momento para plantar la fresia es, sin duda, la primavera, de lo contrario, si eliges hacerlo en otoño, debes cubrir los bulbos con una especie de mantillo para protegerlos del viento. Al plantar fresia, es necesario fertilizarlo con un fertilizante granular de liberación lenta.

    2. Luz y temperatura

    La fresia prefiere lugares soleados. La falta de luz afecta negativamente la floración. Es bueno proteger la planta de las heladas que pueden bloquear su desarrollo. Para el cultivo en maceta, es aconsejable no caer por debajo de los 9 ° C. En las estaciones más cálidas puede alcanzar los 24 ° C.

    3. Riego

    Durante los meses de junio y julio, la fresia se debe regar todos los días, sin usar demasiada agua, ya que las raíces son muy sensibles y tienden a pudrirse. Cuando la planta comienza a marchitarse, se debe detener el riego.

    4. Fertilizante

    Durante el período de crecimiento vegetativo, la fertilización con fertilizante diluido en un poco de agua una vez cada dos semanas es fundamental para la fresia.

    5. Floración

    La fresia florece desde finales del invierno hasta principios del verano. Las flores tienen la forma particular que se asemeja a la de una trompeta, como hemos mencionado. Son muy fragantes y son de color blanco o amarillo, pero se han creado nuevas especies híbridas que producen flores de otros colores.

    Las flores son muchas y son ideales para arreglos florales, tanto que a menudo se cultivan con el propósito de cortarlas. Las fresias pueden crecer tanto en el suelo como en macetas y florecen aproximadamente 12 semanas después de plantarlas, con una floración que dura varios meses.

    caracteristicas de la fresia

    Enfermedades y plagas de las fresias

    La fresia es una planta que puede presentar frecuentemente el problema de la pudrición de la raíz; causada por el estancamiento del agua y también la podredumbre.

    Por su parte, la fusariosis, una enfermedad fúngica que causa daños en la parte subterránea de la planta, también puede desencadenarse por la humedad. En caso de fusariosis, las hojas se vuelven amarillas y comienzan a caer antes de tiempo.

    A veces, la fresia también se ve afectada por el mal del mosaico, una enfermedad viral que se manifiesta en las hojas con manchas o áreas amarillentas que con el tiempo adquieren un color blanquecino.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info