Flores de Bach

Las flores de Bach son útiles para el bienestar de la mente y el cuerpo al transformar las emociones negativas en positivas. Se tratan de 38 flores diferentes para curar la ansiedad, los ataques de pánico, el insomnio y más.

¿Qué son las flores de Bach?

Las flores de Bach son una terapia natural desarrollada por el homeópata inglés Edward Bach en 1930. Según Bach, más allá de la enfermedad, es importante actuar sobre el estado emocional de las personas, encontrando el equilibrio adecuado entre la mente y el cuerpo para mejorar el estado de salud.

edward bach
Edward Bach, 1932

Edwad Bach fue un médico inglés que en los años treinta decidió abandonar la medicina tradicional para seguir la homeopatía, profundizando el análisis del condicionamiento psicológico en las enfermedades.

Desarrolló un método para extraer los principios curativos de las flores, estudiando en profundidad su acción y efectividad. Bach luego fundó la terapia floral, que utiliza los extractos que encierran la energía de la flor, a diferencia de la fitoterapia, que en su lugar utiliza las sustancias terapéuticas de las flores al actuar sobre la dolencia. Las flores de Bach no pueden considerarse un remedio homeopático: la terapia floral, de hecho, da prioridad a los estados de ánimo que causan malestar e, interviniendo en el primero, cura la enfermedad. Según Bach, la cura del alma y la enfermedad deben ir de la mano para una recuperación total.

Es un remedio natural basado en sustancias energéticas, extraído de flores silvestres en la madrugada, y se deja en remojo en agua de manantial expuesta al sol o hervida. Para sugerirnos la flor de Bach o la combinación de flores más adecuada para nosotros, tenemos al naturópata, el homeópata o el herbolario.

extractos flores de bach

Propiedades terapéuticas y curativas de las flores de Bach

Las flores de Bach no curan la enfermedad, sino que ayudan a mover la fuerza interior de la persona que desencadenará un cambio positivo. La esencia recomendada por el naturópata funcionará de tal manera que reequilibre las emociones negativas que favorecen el nacimiento de algunas dolencias. Elegir el remedio adecuado nos ayuda a conocernos mejor.

Flores de Bach para niños y bebés: las dosis más utilizadas y recomendadas

Las flores de Bach son adecuadas para todos, incluso para niños y bebés, porque no tienen efectos secundarios y no son adictivas. El homeópata o naturópata indicará la flor más adecuada en función de la dolencia. Los niños serían en realidad los mejores usuarios de las flores de Bach, porque no tienen ideas preconcebidas sobre este tipo de remedio y reaccionan más rápido y duran más que los adultos.

Flores de Bach: dónde comprarlas y cómo llevarlas

Las flores de Bach se pueden comprar en tiendas naturistas y farmacias homeópatas, donde encontramos el remedio puro en paquetes de 10 ml, o el paquete de 30 ml ya preparado, que consiste en agua, alcohol y el remedio específico.

comprar flores de bach

La terapia se realiza diluyendo las gotas de la flor elegida, generalmente 4, con goteros de 30 ml, en agua mineral a la que se pueden agregar 1-2 cucharaditas de alcohol. Si no hay agua disponible, también se pueden tomar gotas sublinguales 3 veces al día durante 2 o 3 semanas. Para los adultos, la duración de la terapia puede variar de 4 a 6 semanas. El consejo es seguir siempre las instrucciones del especialista con respecto a las dosis y la duración.

Contraindicaciones de las flores de Bach

Las flores de Bach no tienen contraindicaciones, pueden ser tomadas por todos y no interfieren con los medicamentos normales, ya que actúan a un nivel diferente. Tampoco son adictivos, por lo que también pueden ser utilizados por ancianos y niños. El consejo, sin embargo, es comenzar un tratamiento de terapia floral consultando primero con un homeópata o un naturópata para usar la flor o la combinación de flores que mejor se adapte a nuestro malestar emocional.

Te puede interesar…

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario