Ciclamen

cliclamen
Índice

    Ficha botánica del ciclamen:

    Nombre científico: Cyclamen persicum

    Origen del ciclamen: Medio Oriente y Asia Menor

    ¿Cuándo florece la ciclamen? Otoño e invierno

    ¿De qué color pueden ser? Blanco, rosa, naranja, violeta, rojo, entre otros.

    Características del ciclamen: Flor de climas fríos, con bulbos y colores variados, que no resiste bien el calor y que prefiere suelos calcáreos.

    ¿Qué son los ciclámenes?

    La flor del ciclamen es muy popular, especialmente entre los países del hemisferio norte, como Inglaterra y Escocia. Hoy en día esta flor también es muy popular en el resto de Europa, así como en el continente americano; tanto que a menudo, especialmente para aquellos que tienen balcones para decorar, se ha convertido en un recurso bastante común en los meses más fríos del año.

    Hay muchas variedades que florecen durante el año, pero las más comunes son, sin duda, el Cyclamen persicum, el Cyclamen purpurascens y el Cyclamen Coum.

    ¿Cómo son los ciclámenes?

    El ciclamen (Cyclamen) identifica un género de plantas con flores de la familia Primulaceae (o Myrsinaceae según las clasificaciones recientes).

    La flor es perfecta para crecer en invierno, porque ama los climas fríos y húmedos y la floración ocurre principalmente en los meses entre septiembre y marzo, pero depende del período de siembra.

    Por esta razón, es una planta frecuentemente comprada en el período prenavideño, aunque está presente durante todo el año en viveros.

    En primavera y verano, sin embargo, la planta está en reposo y no florece.

    El ciclamen prefiere suelos calcáreos con un pH básico y humedad media, y no gusta mucho de una fuerte o constante exposición al sol.

    El ciclamen se puede plantar en el suelo, para jardines, o en macetas para terrazas. En este último caso, se puede transportar fácilmente al interior del hogar.

    De las flores del ciclamen se forma una fruta de forma redonda cubierta por una cáscara que, una vez que ha madurado, se abre y libera semillas muy pequeñas (de 1 a 2 mm de diámetro) y pegajosas, de las cuales las hormigas son aficionadas.

    Origen y hábitat de los ciclámenes:

    Es una especie nativa de los países que bordean la cuenca mediterránea y el Medio Oriente. Si bien se adapta mucho mejor a los países del hemisferio norte, como hemos mencionado. Por ello, el hábitat del ciclamen ideal es el que reproduce condiciones templadas y sin un calor excesivo.

    Uso de los ciclámenes:

    Los ciclámenes son flores ideales para cultivar en jardines en época de frío; ya que como hemos mencionado, es una flor que tolera muy bien este clima. Por ello, es ideal para tener en terrazas y jardines cuando ya el resto de tus flores se han secado o están en reposo. Es por ello que en esta época es muy empleada en el mundo de la decoración y la floristería.

    ciclamen colores

    ¿Cómo plantar ciclámenes?

    • El cuidado de ciclamen no es tan difícil de implementar. En primer lugar, como con cualquier planta, es necesario comenzar desde las bases, por lo tanto, desde la ubicación de la plántula o las semillas que la darán lugar. Como dijimos, puedes guardar el bulbo en una maceta porque de esta manera será más fácil de manejar y tal vez de transportar en caso de condiciones climáticas adversas.
    • El hecho es que el ciclamen ama mucho los ambientes frescos y húmedos, por lo que, en principio, incluso mantenerlo en interiores puede estar bien. Lo que puede suceder es que tarde o temprano necesitará algo de aire, especialmente en los períodos más calurosos. Es por eso que, al tenerlo en una maceta, siempre tendremos la facilidad de moverla al aire libre.

    Tipo de suelo para el ciclamen

    • Después de descubrir cuál podría ser la mejor exposición para tu ciclamen, es hora de elegir el suelo más adecuado.
    • De hecho, el ciclamen prefiere un suelo bien drenado. Así mismo, debe ser lo suficientemente rico en materia orgánica, para que tu planta, a través del trabajo de las raíces, pueda absorber los nutrientes necesarios para vivir y mantenerse en forma.

    Ciclamen en maceta

    • La mejor solución, especialmente para aquellos que viven en habitaciones u hogares pequeños, es obviamente tener el ciclamen en macetas y es una solución adoptada por casi todos los amantes de la floricultura ya que esta flor lo permite sin demasiados problemas.
    • Más que el suelo que, como dijimos, no debe tener características demasiado específicas, es importante tomar primero una maceta lo suficientemente grande como para permitir que las raíces absorban la mayor cantidad de alimento posible.
    • Obviamente, otra cosa muy importante se refiere al entorno en el que debe permanecer: nunca demasiado caliente; por lo que no debemos dejarlo en habitaciones con calefacción o cerca de radiadores.

    ¿Cómo cuidar ciclámenes?

    • Durante la floración, el suelo del ciclamen siempre debe mantenerse húmedo.
    • Un buen método de riego es verter el agua en el platillo y dejar que se absorba durante 20-30 minutos en remojo; después, el exceso se drena, para que no se estanque; ya que los bulbos correrían el riesgo de pudrirse.
    • Siempre riega debajo de las flores y las hojas, directamente en la maceta, para evitar dañar la planta.
    • Es importante no mojar la parte central de la planta directamente, porque si el agua se estanca por más de 12 horas, favorecerá el desarrollo de enfermedades.
    • El trasplante del ciclamen, una vez que cuente con raíces suficientes (hablamos del bulbo), se lleva a cabo en la primavera, y principalmente después de la floración.
    • El ciclamen no requiere poda sino solo, como hemos dicho, la eliminación periódica de las partes secas, para evitar que puedan portar enfermedades parasitarias.

    Enfermedades y plagas de los ciclámenes:

    Un problema que es muy común entre el ciclamen, pero que en realidad es el mismo que el de muchas otras plantas, se refiere al estancamiento del agua y al moho. En caso de un ambiente excesivamente húmedo, de hecho, pueden aparecer mohos peligrosos y enfermedades fúngicas, como la botritis. Para evitar este problema, debemos de contar con un suelo drenado y, por supuesto, no exagerar con el riego.

    Otro mal que aqueja con frecuencia al ciclamen es el relacionado con el calor excesivo por la exposición al sol directa. Como hemos mencionado, es una flor que prefiere los climas templados y fríos, por lo que no debemos dejarla nunca en exposición directa al sol en verano.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info