Begonia

begonia flor
Índice

    Ficha botánica de la violeta:

    Nombre científico: Begonia Erythrophylla

    Origen la begonia: Las zonas húmedas de Asia, América y África

    ¿Cuándo florece la begonia? Primavera, verano e incluso, otoño

    ¿De qué color pueden ser? Principalmente, rosa, blanca, roja y amarilla

    Características de las begonias: Las begonias son flores de tamaño medio, muy llamativas por sus colores; empleadas frecuentemente en jardinería y decoración. Cuenta con cerca de 1500 especies y puede alcanzar hasta los 40 centímetros de altura.

    ¿Qué son las begonias?

    La begonia es una flor delicada, pero bellamente contorneada, adecuada para ser cultivada en las macetas de nuestros hogares, pero también puede estar en nuestros jardines; así como presente en la naturaleza en países con clima templado.

    La begonia es una planta herbácea arbustiva perenne que puede alcanzar una altura de 30-40 centímetros y es una de las plantas de apartamentos más populares y es parte de la orden Begoniales; específicamente, de la familia Begoniacae. La begonia es originaria de India, Indonesia, América Central y del Sur; así como la región centro y sur de África.

    Las especies de begonia más cultivadas son Begonia semperflorens  con flores blancas, rosadas o rojas y con tallos que no superan los 50 cm, y la Begonia rex, con hojas brillantes y flores que rara vez aparecen.

    La begonia puede florece hasta otoño; si bien la mayoría de las ocasiones lo hace en primavera y verano.

    ¿Cómo son las begonias?

    Las begonias, independientemente de su tipo, son espectaculares a través de la evolución de su floración. Especialmente las begonias, entre las flores, tienen inflorescencias ricas, delicadas e intensamente coloreadas, aunque no tienen un perfume muy fuerte.

    Algunas variedades se elevan hasta 45-50 cm y sorprenden por el tamaño de las hojas, encaje en los bordes, verde intenso o combinaciones elegantes de verde oscuro, verde claro y blanco. Se pueden colocar en macetas colgantes o en el suelo de las terrazas, pero siempre deben protegerse de la luz solar directa.

    Origen y hábitat de las begonias:

    Como hemos mencionado, el origen de las begonias son las zonas húmedas de Asia, América y África; por lo que su hábitat ideal debe ser aquel que más se acerque a las condiciones de estos sitios; como sitios húmedos o ligeramente húmedos, tierra fértil y sin una exposición directa al sol.

    Uso de las begonias:

    Como muchas flores, la begonia se emplea bastante en el mundo de la jardinería y la decoración de interiores. En algunos países de Asia, África y América del Sur, se suelen preparar tés o platos con los pétalos de la begonia.

    ¿Cómo plantar begonias?

    La begonia debe de plantarse al comienzo de la primavera, de preferencia en un suelo mixto, compuesto por suelo de hojas y turba. También en la primavera, debe cortarse, lo que aumenta su siembra y estimula la producción de flores. En el período de floración, la begonia necesita fertilizantes especiales.

    Antes de plantar begonias, debes elegir una maceta y almacenarla con tierra, drenaje y carbón. Debemos, así mismo, procurar una gran cantidad de tierra libre alrededor de la raíz; lo que crea un suministro de agua regular.

    Cabe mencionar que la begonia debe germinar primero a alta humedad, sin gotear, siguiendo el régimen de temperatura ideal (16-18 ° C), y luego plantarse en una maceta.

    Ten cuidado con el bulbo a la hora de plantar la begonia: la parte redondeada debe de enterrarse en el suelo, donde las raíces van crecer; mientras que la parte cóncava y aplanada debe dejarse hacia arriba. Luego, coloca el tubérculo en el centro del agujero (aproximadamente de 10 a 15 centímetros), dejando la punta abierta, para que los brotes jóvenes germinen más fácilmente.

    begonias flores

    ¿Cómo cuidar begonias?

    Exposición a la luz

    Las begonias se desarrollan maravillosamente cuando se colocan en lugares ligeramente húmedos y con luz al menos la mitad del día, siempre que los rayos del sol no sean demasiado fuertes o haya una temperatura mayor a los 28 grados centígrados. Así mismo, la begonia no resiste las duras temperaturas del verano ni las muy bajas temperaturas del invierno.

    Suelo

    La tierra correcta es la que contiene turba, arcilla y arena en partes iguales. Podemos optar por otro tipo de terreno, siempre que permita una buena circulación del agua.

    Riego

    La begonia se regará regularmente, dejando que el suelo se seque antes de regar de nuevo. En invierno, es esencial reducir el riego.

    Fertilización

    Usaremos fertilizantes en primavera y verano, de preferencia un fertilizante líquido rico en potasio que administraremos dos veces al mes. Las operaciones de fertilización cesarán en otoño e invierno.

    Además, cabe mencionar, que las begonias pueden florecer durante todo el año, pero eso acortaría su vida, por lo que es mejor proporcionarles un período de descanso en invierno. Como resultado, dbemos colocarlas en una habitación con temperaturas de 14-15 grados centígrados.

    La begoina también se puede colocar cerca de la ventana, en cualquier lugar de la casa (sobre todo en invierno, debemos de procurar esto). Así mismo, es una planta amigable, por lo que se sentirá bien en compañía de otras plantas de otras especies.

    Enfermedades y plagas de las begonias:

    La enfermedad más común de la begonia está representada por el moho gris, las manchas y el secado de las hojas generadas por el abundante riego o la pudrición de la raíz debido al agua estancada (razón principal por la que no debemos exagerar con el riego). Si notas este fenómeno, es mejor retirar las hojas o las raíces dañadas (así como dejar secar correctamente el suelo).

    De hecho, el principal enemigo de la begonia es precisamente éste: el exceso de humedad, que causa la formación de hongos. Además, pueden surgir problemas por el exceso de luz directa o calor excesivo.

    Algunas de las principales enfermedades y plagas de las begonias son:

    • Moho gris: se presenta en forma de puntos blancos o grises; este sucede en caso de exceso de humedad; o bien, si la habitación no está correctamente ventilada.
    • Enfermedad bacteriana: aparece en hojas, manchadas de color amarillento; en este caso, las flores u hojas enfermas deben descartarse.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info